sábado, 22 de noviembre de 2014

Explorando un nuevo universo

Siempre había sido fiel a los lápices y "rotrings" con los que hacía aquellos cómics, pero fue sobre 1996 y de la mano de mi primer PC, cuando haciendo mis primeros pinitos en el campo del tratamiento de imágenes digitales, se produjo un novedoso y revolucionario cambio y que daría un giro de 180 grados dejando relegado a un segundo plano la producción en papel: había descubierto el universo de la animación 3D!

Desentrañar los misterios de software como 3DStudio Max fue algo realmente sorprendente, con unos primeros resultados que, aunque precarios en su acabado final, resultaban espectaculares, especialmente considerando que era un programa de animación tremendamente complejo y del cual yo no tenía ninguna formación en aquellos comienzos. Aún así y a base de libros y mucho experimentar, me las ingenié para modelar mis primeros objetos en 3D basados en los dibujos y bocetos que había ido haciendo hasta ese momento, y no tardé en realizar las primeras secuencias de animación.

 Fotograma de la primera escena animada que realicé con 3DStudio Max


 Secuencia de animación dentro del hangar, creando los primeros efectos de iluminación

Modelo humano muy rudimentario realizado con técnicas de modelado básicas propias de un principiante, a base de objetos anidados creados individualmente mediante secciones extruidas, o primitivas deformadas con modificadores


Previsualisación del interior del vehículo trabajando sobre el boceto original a lápiz

Modelo de uno de los protagonistas realizado a partir de las ilustraciones de los bocetos y páginas del cómic, empleando una laboriosa técnica de modelado mediainte creación de vértices individuales sobre una primitiva de tipo Box.

No hay comentarios:

Publicar un comentario